< >

KARL MARX

$24.700 $20.995

Con motivo del bicentenario del nacimiento de Karl Marx, presentamos, juntos por primera vez y nuevamente traducidos, los dos textos principales que le dedicó el gran economista Joseph Alois Schumpeter. El primero de los escritos, «La doc…

Titulo

Autor

Editorial

ISBN

EAN

Hay existencias

EAN: 9788494655784

Categorías:Ciencias Humanas / TEORIA Y CIENCIA POLITICA / Etiquetas:Karl Marx / Marxismo /

Descripción

Con motivo del bicentenario del nacimiento de Karl Marx, presentamos, juntos por primera vez y nuevamente traducidos, los dos textos principales que le dedicó el gran economista Joseph Alois Schumpeter. El primero de los escritos, «La doctrina marxiana», proviene de la obra magna de Schumpeter, Capitalismo, socialismo y democracia (publicada por esta misma editorial), y analiza la figura de Marx como «profeta», sociólogo, economista y «maestro». El segundo, «El Manifiesto comunista en la sociología y la economía», fue redactado con motivo de otra efeméride, el centenario de la publicación del panfleto de Marx y Engels. En ambos ensayos, lejos de un intento de glorificar o desacreditar a Marx, encontramos la neutralidad valorativa y la fina ironía que caracterizan a Schumpeter, quien ha sido definido como «el hombre más culto, penetrante e inteligente que ha dado el mundo contemporáneo»: «La mayoría de las creaciones del intelecto o la fantasía desaparecen para siempre tras un plazo que varía entre una sobremesa y una generación. Algunas, sin embargo, no lo hacen; sufren eclipses, pero terminan regresando […]. A estas obras bien podemos llamarlas las grandes creaciones —y no es un inconveniente de nuestra definición el que se vincule la grandeza con la vitalidad—. En este sentido, tal es sin duda el calificativo que debe aplicarse al mensaje de Marx. Pero hay una ventaja adicional en el hecho de definir la grandeza según la capacidad de renacer: con ello, se hace independiente de nuestro amor o nuestro odio. No es necesario que creamos que un gran logro debe por fuerza ser una fuente de luz o de perfección […]; podemos considerarlo fundamentalmente erróneo o discrepar de él en diversos puntos particulares. En el caso del sistema marxiano, tal juicio adverso o incluso una refutación exacta, al no lograr herir mortalmente a la obra, solo sirven para resaltar el poderío de la construcción.»

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “KARL MARX”