< >

EBRO 1938 : LA BATALLA DE LA TIERRA ALTA

$14.100 $7.050

“Si hago estas confidencias es porque sé que no me pertenecen. […] Este diario y esta búsqueda (son una) exploración, en el bosque espinoso tan difícil de penetrar, en busca de mí mismo. […] Tengo la impresión de que no he llega…

Titulo

Autor

Editorial

ISBN

EAN

Hay existencias

EAN: 9788497637176

Categorías:OFERTAS / OFERTAS WEB / Etiquetas:Diarios personales / Literatura francesa /

Descripción

“Si hago estas confidencias es porque sé que no me pertenecen. […] Este diario y esta búsqueda (son una) exploración, en el bosque espinoso tan difícil de penetrar, en busca de mí mismo. […] Tengo la impresión de que no he llegado a conocer más que lo que ya conocía. Por otra parte, cabe preguntarse si hay algo que conocer, o alguien, si hay un alma oculta que se revelaría. […]Escribir diarios íntimos es, según parece, sucumbir a una tentación individualista condenable. […]A mi edad, es ya muy tarde para esperar respuesta. ¿Qué he venido a hacer aquí? No comprendo nada.” Se presentan aquí, por primera vez en un solo volumen, los Diarios de Eugène Ionesco (1909 [1912]-1994), en traducción revisada de Marcelo Arroita-Jauregui. Diario en migajas (1967) y Presente pasado, pasado presente (1968) aglutinan, en un principio, sus más íntimos y añorados recuerdos de su infancia, edad de oro, truncada a los trece años por un suceso que se nos revelará, en escorzo, a lo largo de estas páginas. La primera parte (Diario en migajas) nos confía su obsesión con la idea de la muerte de su madre y del fin de su propia existencia, y nos descubre sus reflexiones sobre el sentido de su vida; sobre la infancia –“ese mundo intacto sobre el que el tiempo no tenía poder”- como paraíso perdido; sobre los sueños, como material simbólico donde el autor se juega dar cuenta de su vagabundeo y malestar existencial; sobre su literatura y la razón de ser de su teatro (“en el fondo, el teatro no es mi vocación verdadera”). Por el contrario, la segunda parte (Presente pasado, pasado presente) se inicia con ese episodio traumático, que nos revela la clave de su posterior obra y su pensamiento filosófico y político: el enfrentamiento a su padre (“todo lo que he hecho, lo he hecho, en cierta forma, contra él”) y su oposición a toda forma de autoritarismo o ejercicio de la violencia de Estado. Alegato en defensa de la libertad del hombre, Ionesco hace una dura crítica a los totalitarismos, tanto al nazismo como al comunismo post-stalinista, a los que se vio sometido a lo largo de su vida. Sus reflexiones sobre el pueblo judío y el sionismo; sobre la experiencia personal de Dios; sobre la filosofía existencialista y el psicoanálisis; sobre la política comunista de la Rumanía de los años cincuenta y sesenta; sobre vaguedad de la literatura; sobre el fracaso del marxismo; sobre la abstracción del Estado contra el individuo; en fin, sobre el nuevo hombre (“ya no sabe, ya no puede hablar, se ha vuelto rinoceronte”), le hicieron posicionarse en contra de los más destacados “intelectuales” de su época (“gentes que sacan conclusiones para el porvenir de un pasado que ya no podrá ser futuro”).

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “EBRO 1938 : LA BATALLA DE LA TIERRA ALTA”